Melina Napolitano Márquez, la creativa olfativa detrás de Smell Me

0

“Mi primer recuerdo olfativo tiene que ver con las sábanas de la casa de mi abuela, ella me cuidaba cuando era chica. Sus flores y especialmente su planta de gardenia me permiten viajar así como el olor a lluvia que me remonta a esas tardes húmedas de mi infancia junto al mar”.

Con la emoción a flor de piel, Melina Napolitano Márquez describe su infancia desde el olfato. Ese sentido perceptivo marcaría el rumbo de su carrera profesional: algo que empezó con una predisposición natural, y que, años más tarde, terminaría siendo su vocación.

Su carrera marchaba sobre ruedas en la agencia de comunicación y marketing para la que trabajó durante años. Sin embargo, una voz interior le decía que tenía que hacer algo. Algo que la apasiona y que disfruta mucho. Obra del destino o mera casualidad, su mamá vio una entrevista televisiva al prestigioso perfumista Bernardo Conti. Esa fue la llave para empezar a averiguar donde capacitarse.

Lee también | Brandtrack: un negocio que suena bien

Hizo el curso de perfumería en la Asociación Argentina de Químicos Cosméticos (AAQC) y, años más tarde, empezó a trabajó en la parte de selección y evaluación sensorial para Fragarome, empresa de fragancias ubicada en el barrio porteño de Villa del Parque. Allí confirmó que su espíritu inquieto debería ir por ese camino. El camino de los aromas, de los toques distintivos, de las fragancias y los dejos a olores conocidos.

Smell Me comenzó con la idea de ir despertando narices. Primero fueron los productos y luego vinieron los talleres. Y ahora el diseño de experiencias. Considero que es muy importante aprender a oler porque es un sentido que tiene mucha información vinculada a las emociones, a nosotros mismos”, sostiene la joven emprendedora de sólo 31 años.

Melina durante uno de los talleres de entrenamiento olfativo.
Melina durante uno de los talleres de entrenamiento olfativo.

Para el que quiera descubrir el mundo del juego y los sentidos, ella con su pasión y creatividad encontrará la manera de lograrlo.

Desde temprana edad sintió una necesidad de comunicar. Llegó al periodismo luege de un breve paso por el traductorado público. Hizo sus primeras armas en programas de entretenimiento, para luego trabajar en la producción de noticias. Ama la música, toca la guitarra y fue DJ. Golf, pesca y catar buenos vinos ocupan el podio de una larga lista de hobbies.

Leave A Reply